Cómo educar las emociones en la niñez

2
419

PSICOLOGÍA INFANTO JUVENIL

Fotografías: José Mogrol

Por Marisol Martin

Psicóloga infanto-juvenil, especialista en abuso y maltrato a menores, en Chile y Argentina.

Probablemente, se han preguntado cómo lograr que lo/as niño/as puedan desarrollar al máximo sus capacidades emocionales de manera que puedan desempeñarse durante su infancia, adolescencia y adultez manejando apropiadamente el enojo, la alegría, la tristeza, el rechazo, y las demás emociones. En este espacio, plantearemos estrategias que nos permitirán ser facilitadores para el crecimiento emocional de los niños, compartiremos formas en que podemos guiarlos para que puedan desarrollar sus emociones y controlarlas, porque ese es un aprendizaje clave para lograr tener buenas relaciones familiares, sociales y laborales.

infanto 7 web

En general, los adultos tratamos a los niños como si ellos supieran lo que es mejor para sus intereses, como si tuvieran una guía interna que les indicara lo que más les conviene. Pero, al observar su conducta, nos replanteamos esta teoría y ratificamos la convicción de que necesitan ayuda: una guía para transitar por el camino de la salud mental desde la infancia.

Voy a compartir una metáfora que me encanta y que encuentro atingente al desarrollo de las emociones de la/os niña/os; la escribió Kay Kuzma, psicóloga de la Universidad de Loma Linda, California. En uno de sus libros: Crear Amor, ella sostiene que podemos transformarnos de ser personas desagradables a ser personas muy amables. ¿Cómo? Todos tenemos una copa de amor en el fondo de nuestro corazón que está hecha de emociones y sentimientos. Cuando se llena, hace que la vida sea digna de ser vivida, ella la llama “Copa del Amor”. Permítanme entrar en contacto con su copa del amor. Por favor, cierre sus ojos e imagine cuando era un bebé, abrazado por el perfume de lilas de su mamá. Lo mece, le sonríe, usted le sonríe, ella le habla, le acaricia suavemente la mejilla. Le canta una canción de arrorró. Su estómago está lleno de su rica leche, se encuentra calentito, cómodo y seco… ¿puede sentirlo? ¡Qué felicidad! Pasan unos años, su profesor favorito se detiene junto a su pupitre, toca su hombro, le sonríe y le dice: “estás desempeñándote muy bien en el colegio, y aprecio la ayuda que les das a tus compañeros. ¡Sigue así!” Perciba la sensación que le dejó. Más adelante en su vida, está en un día cálido de primavera, está en un lugar donde hay perfume de flores, el pasto está siendo regado y se encuentra con alguien que le interesa, y ama. Se siente seguro con esa persona. Estar juntos le hace sentir feliz. Esa persona especial se vuelve hacia usted y lo abraza, le muestra cuán apreciado es y cuánto significa su amistad. ¿Cómo se siente? ¿Puede sentir su copa del amor? ¿Puede experimentar cómo se llena? El amor transforma. El amor como principio.

infanto 8 web

Entonces, ahora, con esta idea como base, tenemos que: la actitud interesada es elemental en un adulto que desea desarrollar un elevado coeficiente emocional en un niño. Ya tenemos que una actitud de interés es buena. Si la combinamos con una actitud de afecto, más una actitud que traduzca aceptación, y además, decidimos ser entusiastas, ¡tenemos una mezcla genial!

Ahora, vamos a centrarnos en dos estrategias para fomentar el desarrollo armonioso de las emociones en lo/as niño/as: la atención positiva y la disciplina positiva.

La actitud de crítica, presión, queja y restricción horada el afecto de las personas, mina el esfuerzo y crea desesperanza hasta un punto sin recuperación. Entonces, vamos dar otro tipo de atención: la atención positiva. ¿En qué consiste? En:

– elogiar al niño y niña por las conductas apropiadas, con presición y sinceridad

– demostrar interés por lo que el niño/a está haciendo, quedándose un tiempo a mirarle o haciéndole un comentario positivo

– dando indicaciones claras y con tono seguro, para que la niña7o se acostumbre a responder a un trato amable, y deje de esperar el grito, la amenaza o el castigo.

infanto 10 web sub¿Qué es la Disciplina Positiva? Es la estrategia que usted desarrolla para tener formas bien pensadas, previsibles y apropiadas para responder a la conducta inadecuada de los niños.

Entonces, cada familia debe diseñar reglas de convivencia. Esto se realiza junto con los niños, tienen que ser pocas y que se cumplan. Cada una de las reglas debe tener una sanción por incumplimiento, sanción que debe cumplirse a cabalidad cada vez que el niño la infrinja y debe aplicarse sin enojo. El problema aparece cuando un día usted hace que las normas se cumplan, pero al siguiente no, porque está cansado, le duele la cabeza, durmió poco, etc.   El ser inconstante, es una invitación, para el niño/a, a probar cada día los límites; mientras que, si usted los establece y cumple las sanciones/penitencias en forma constante, la niña/o probará los límites al principio, pero después, dejará de hacerlo en forma periódica. Esto le dará a usted mayor control de lo que sucede en su hogar, le ahorrará la energía que utiliza en retar (con lo que consigue poco y nada), y por último, y no menos importante, le dará al niño/a un parámetro claro de hasta dónde puede llegar y qué sucederá si pasa más allá.

Con estas luces y sombras, proyectadas en forma constante, lo/as niño/as aprenderán a expresar y manejar sus emociones de manera que les faciliten alcanzar sus objetivos de vida.

Fotografía: José Mogrol

infanto 12 web

Bibliografía

Kuzma, K. (2010). Crear amor. Buenos Aires, Argentina: ACES.

Oros, L. B. (2006, August). Aplicación piloto de un programa de promoción de emociones positivas en un grupo de niños en riesgo ambiental. Paper presented at the meetinf of the Primer Encuentro Iberoamericano de Psicología Positiva, Buenos Aires, Argentina.

Seligman, M. (1999). Niños optimistas. Buenos Aires: Grijalbo.

Shapiro, L. (1997). La inteligencia emocional de los niños. México: Vergara Editor.

2 Comentarios

  1. Hola! Gracias por las sugerencias! nadie dijo que educar a los hijos es una tarea fácil sobre todo cuando estamos maqueatados de nuestra propia crianza. Asi que muchas gracias.

  2. Al leer lo relativo a la educación de las emociones aprendo que los hijos necesitan ayuda: un guía en lo relativo al manejo de sus emociones para una vida buena y feliz, de ellos y de sus padres. Es decir no dejar esto a lo meramente natural, como sí ya los hijos supieran como. De aquí se desprende que el padre tenga un cierto saber y la responsabilidad de aplicarlo como un guía.
    Llenarles la copa del amor; qué importante. El amor transforma y hace feliz. Para ello hay que demostrar (no sólo tener) interés, afecto, aceptación, entusiasmo.Falta de tiempo, exceso de afanar y falta de estar con, como en la narración evangélica. Falta de expresividad, de corporalidad, de simplicidad, de proporcionalidad y equilibrio entre los distintos aspectos de la vida. La realización personal pasa también por el saber vivir las cosas simples con la familia, con los amigos. De ahí una cierta sensación de tiempo perdido, una nostalgia ¿cómo enlentecer y recobrar el tiempo oportuno?
    Atención positiva para los hijos
    Evitar dañar el afecto y el esfuerzo con crítica, presión, queja y restricción. Es mejor la atención positiva: elogiar (con precisión y sinceridad); demostrar interés; dar indicaciones claras y con tono seguro (interacción con trato amable y no con grito, amenaza, castigo). Cómo fallamos en esto a veces.
    Disciplina positiva
    Diseñar reglas de convivencia. Pocas y que se cumplan. Debe haber sanciones y saber aplicarlas. Esto significa parece que el método de control sancionatorio es necesario hasta cierto punto y en cierto ámbito.
    ¿Qué son conductas inadecuadas? ¿parece que la sanción dice relación con de las normas que tienen por finalidad la convivencia?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here