Los libros como compañeros en la cárcel de menores de Limache

0
182

LITERATURA Y TERAPIA

Por Equipo Mejor Vivir

La realización de 32 talleres de lectura grupal y conversación con mas de 103 adolescentes y jóvenes; 4 talleres de capacitación en mediación de la lectura a profesionales, además de la implementación de una pequeña colección de 50 novelas para jóvenes en la biblioteca del centro de reclusión, son algunas de las actividades de esta experiencia piloto en Limache.

El proyecto “Leer te lleva lejos” del Centro Chileno Nórdico de Literatura Infantil que promueve y desarrolla proyectos de promoción de la lectura, está siendo ejecutado gracias a la adjudicación de un Fondo del Libro convocatoria 2014. Sus gestoras, María Antonia Carrasco, Charlotta Copcutt y Cristina Huerta, nos cuentan que buscan replicar la experiencia con el apoyo del Sename, con el fin de instalar el concepto de lectura placentera principalmente en sectores y grupos de escaso y difícil acceso a la literatura y la lectura.

interior reclusión

En la cárcel de menores de Limache hay actualmente un grupo de mas de 80 adolescentes y jóvenes, con edades comprendidas entre los 14 y los 24 años, que se encuentran en una situación de aislamiento social y territorial, en un establecimiento alejado del centro urbano de Limache.

Un gran número de estos jóvenes tiene un bajo rendimiento escolar o deserta del sistema educativo formal por sentirlo lejano y ajeno. Asimismo, sus experiencias de lectura suelen ser escasas y negativas.

La importancia del proyecto “Leer te lleva lejos” estriba en entregar a este grupo de adolescentes experiencias de lectura placentera positiva y significativa que les puedan ayudar a mejorar su rendimiento escolar, el que la mayoría de las veces se ve mermado dada esta situación compleja de reclusión y aislamiento social añadido.

Además, el proyecto pretende abrir un espacio de diálogo de los jóvenes con sus pares y con los adultos que los rodean, proceso en el que se busca involucrar activamente al personal del equipo de trato directo con los chicos para que descubran y utilicen la lectura como una herramienta de comunicación y desarrollo. Los educadores de trato directo son los que pasan más horas al día con los jóvenes y los que tienen mayor cercanía con ellos.

Un ejemplo a emular. Una invitación a acercarse para ser aporte a estos adolescentes; para proponer iniciativas que promuevan de modo efectivo la tan renombrada Reinserción, aquella aspiración social que supone ya un estigma, y frente a la cual el encuentro genuino con estos niños-adolescentes tiene cosas humanas que decir. Dolorosa realidad la del estigma y el aislamiento social; conocer más de adentro estas realidades, siempre será una ventaja comprensiva respecto a un fenómeno social que da cuenta de lo que somos como sociedad y de cuán concientes estamos respectos a que «mientras se regula nuestro sistema en relación a los llamados adolescentes infractores de ley», estos niños-adolescentes pasan sus días en privación de recursos que, como la lectura, le son un derecho a ejercer y un deber de nuestra sociedad en general, brindar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here